Mis queridos amigos en Cristo,

Saludos de Amor, Paz y Alegría en Cristo de parte del Padre Zevi, HGN.

¿Cómo les va en la Cuaresma? Para darle un empujoncito para hacer de esta Cuaresma la mejor que haya vivido, estamos compartiendo con ustedes una serie de testimonios sobre cómo el Señor está haciendo crecer en la fe a algunos de sus hermanos y hermanas que son como ustedes, miembros de parroquias. ¿Por qué? Porque sus historias inspiran. Cuando vemos lo que Dios está haciendo en la vida de otros, crecemos aprendiendo sobre lo que también puede hacer en nuestras vidas.

Este fin de semana, quiero compartir con ustedes la respuesta de Madonna Renville a mi petición sobre las actividades parroquiales. Ella dice que se le vinieron dos cosas a la mente.

  1. En primer lugar las actividades parroquiales. He estado muy activa por 45 años. RICA, Educación Religiosa, Concilio Pastoral, Comisión de Liturgia, Ministro de Eucaristía, Lector y Sacristán, por nombrar algunos. Lo hice para servir a nuestros sacerdotes, para servir a la parroquia, pero sobre todo para servir a nuestro Señor. Sin embargo, han sido las pequeñas cosas las que me han acercado más al Señor. Las pequeñas cosas que los demás no pueden ver, como asegurarse que la Sacristía tenga todo lo necesario, cambiar y lavar los manteles del altar, lavar las albas de los monaguillos, llevar las casullas a la tintorería, limpiar y pulir el metal, etc. Sólo con hacer una sola cosa a la semana o al mes hace tanto por tu alma y tu bienestar espiritual.
  1. La otra cosa es la Confesión. Examinar tu conciencia y confesar las cosas que hiciste mal o las cosas que debías haber hecho y no hiciste, le da una nueva perspectiva a tu vida. Si, te asusta sentarte frente al sacerdote y desnudar tu alma pero en todos estos años desde mi primera confesión no he encontrado a un sacerdote que no sea amable, atento, compasivo y misericordioso. Si uno puede recordar que es realmente Dios con quien te estás confesando por medio del sacerdote saldrás de ese encuentro con el Señor como una nueva persona.

Piense a menudo en por qué está involucrado en las actividades de la parroquia e incluso rece por eso. “Debemos entregarnos realmente, no sólo de palabra sino con hechos y verdad,” alguna vez dijo Josemaría Escrivá. Entregarnos a Dios y a los demás requiere que primero nos aceptemos a nosotros mismos – algo que la disciplina de la abnegación de Cuaresma nos ayuda a hacer.

Bendiciones de Paz, Bondad y Gracia al servir juntos a Cristo.

Con agradecimiento,

Suyo en la Amistad de Cristo.

Rev. Zevier Hirudayaraj Arockiam, HGN
Sacerdote Administrador, Parroquias Católicas del Oeste de Grays Harbor y Forks
Email: frzevihgn@ghcatholic.org

…que tenga sed, que venga a mí…(Juan 7,37)…cultivar…cuidar…(Gen. 2, 15)…venga a nuestro ministerio tu reino (HGN)